ECONOMIA
FACTORES DE PRODUCCION
COMUNIDAD PRIMITIVA
ESCLAVISMO
FEUDALISMO
ILUSTRACION
ENCICLOPEDISTAS
MERCANTILISMO
CAPITALISMO
SOCIALISMO
I GUERRA MUNDIAL
II GUERRA MUNDIAL
GUERRA FRIA
MODELO NEOLIBERAL EN EL MUNDO
MODELO NEOLIBERAL EN COLOMBIA
PARALELO CONSTITUCIONES POLITICASDE 1886 Y 1991
COMERCIO INTERNACIONAL
INTEGRACION ECONOMICA
TRANSNACIONALIZACION
MULTINACIONALES
GLOBALIZACION VS MUNDIALIZACION
TRATADOS DE LIBRE COMERCIO (COLOMBIA CON EL MUNDO)
QUE ES SINTESIS, ANALISIS Y MAPA CONCEPTUAL? COMO SE CONSTITUYEN? CUALES SON LOS PRINCIPÀLES INDICADORES ECONOMICOS?
EL MERCADO
LA OFERTA Y LA DEMANDA
ECONOMIA Y MEDIO AMBIENTE
PRESIDENTES DE COLOMBIA
CODIGO DE CLASIFICACION INTERNACIONAL INDUSTRIAL UNIFORME
ENTIDADES CREADAS DESPUES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
SOBERANIA ECONOMICA
BIOGRAFIAS
GLOSARIO
NOTICIAS
TRANSNACIONALIZACION

Transnacionalización económica

El desbordamiento de los monopolios más allá de sus fronteras nacionales como resultado de la concentración del capital, es un nuevo fenómeno que avistó, apuntando que el imperialismo funciona extraterritorialmente, que los monopolios no tienen patria, que son reyes sin corona, los verdaderos amos de países enteros y en ocasiones de continentes enteros como ha sido hasta ahora el continente africano y una buena parte del continente asiático y desgraciadamente también el nuestro americano y sus capitales están por todo el mundo, lo cual es un acercamiento del Che a la idea del ciclo transnacional del capital financiero

Destacando el papel determinante del componente financiero del monopolio de su tiempo, llegó a afirmar: que el banco del monopolio es su propio ministerio de finanzas, en la dualidad del Estado dentro de otro Estado que se opera en esta etapa Lo que hoy se ve con total nitidez sobre el carácter hegemónico y perverso de los organismos crediticios, financieros y comerciales creados a partir de la II Pos Guerra, con los acuerdos de Bretón Woods, el Che lo captó en sus formas embrionarias Para él, el FMI, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Banco Mundial) el GATT ( devenido en OMC) y, en nuestra América, el Banco Interamericano de Desarrollo son ejemplos de organismos internacionales puestos al servicio de las grandes potencias capitalistas, fundamentalmente del imperialismo norteamericano.

Advirtió del papel preponderante que podría jugar el FMI, el cancerbero del dólar, que velando supuestamente por la estabilidad de los tipos de cambio y la liberación de los pagos internacionales, no hace sino impedir las medidas mínimas de defensa de los países subdesarrollados frente a la competencia y la penetración de los monopolios extranjeros. Mientras que impone los llamados programas de austeridad, y combate las formas de pago necesarias para la expansión del comercio entre países que sufren una crítica situación en su balanza de pagos y de severas discriminaciones en el comercio internacional, trata desesperadamente de salvar al dólar de su precaria situación, sin entrar al fondo de los problemas de estructura que aquejan al sistema monetario internacional y que obstaculizan una más rápida expansión del comercio mundial.

El GATT, por su parte, al establecer el trato igual y las concesiones recíprocas entre países desarrollados y subdesarrollados contribuye al sostenimiento del status quo y sirve a los primeros y su mecanismo no provee los medios necesarios para la eliminación del proteccionismo agrícola, las subvenciones, los aranceles y otros obstáculos que impiden el incremento de las exportaciones de los países dependientes. Toda esta caracterización fotográfica, que bien podría suscribirse hoy en un encuentro de economistas con pequeñas precisiones de siglas de organismos, lo concluye con la idea desmistificadora, de que todos estos organismos, en realidad, no son sino fetiches tras los cuales se encubren los instrumentos más sutiles para la perpetuación del atraso y la explotación, y se les pretende presentar, como salvaguardas de la equidad y la reciprocidad en las relaciones económicas internacionales Denunció el peligro de que los monopolios internacionales manejaran totalmente los procesos del comercio dentro de las asociaciones de libre comercio, y expresando la posición de Cuba, manifestó la disposición a ingresar a la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, como uno más. Un año antes, exigía que no se fuera traidor a América, que no se repitiera más en América una alianza continental con nuestro gran esclavizador, porque esa es la mentira más cobarde y más denigrante que pueda proferir un gobernante en América. Evidentemente se transpira una extraordinaria vigencia de estas ideas en los momentos en que el imperialismo yanqui pretende imponer la total anexión de América Latina bajo el instrumento fetichista del ALCA.

Ante las perentorias necesidades de los países de América, frente al poder de estos organismos imperialistas, solo les quedarían dos caminos; afrontar el descontento popular, con toda su secuela, o iniciar el camino de una liberación, desarrollando una política económica independiente estimulando el desarrollo de todas las fuerzas internas del país sin que se llegue al estallido de procesos revolucionarios. Lamentablemente la historia posterior de América ha sido hasta el presente por lo general, la del primer camino, de pobreza y sangre.

En su afán de comprender las esencias del sistema de dominación económica del imperialismo, el Che realizó un conjunto de análisis acerca de la ley del valor y sus manifestaciones. Si bien es cierto que afirmó que la ley del valor se expresa relativamente pura en el mercado mundial, ese no era su punto de vista predominante.

En su célebre carta a Carlos Quijano, dice categóricamente: que la ley del valor no es ya un mero reflejo de las relaciones de producción, los capitalistas monopolistas la rodean de un complicado andamiaje que la convierte en una sierva dócil, aún cuando los métodos que emplean sean puramente empíricos. En este punto, confirma por el estudio de la práctica económica de los monopolios, el planteamiento teórico de Lenin sobre la ruptura de las bases de la producción mercantil en el imperialismo.

Así, en la Conferencia Mundial sobre Comercio y Desarrollo de la ONU, expuso un exhaustivo análisis de los procesos de saqueo en curso en América Latina. En 1961, reveló, de acuerdo con las cifras de la CEPAL, salieron desde América Latina por concepto de utilidades de las inversiones extranjeras y remesas parecidas 1 735 millones de dólares y por concepto de pagos de deudas externas a corto y largo plazo 1 456 millones de dólares. Si a esto se agrega la pérdida indirecta en el poder de compra de las exportaciones (o deterioro de los términos de intercambio) ascendente a 2 660 millones de dólares en 1961 y 400 millones por fuga de capitales, se tiene un volumen global de más de 6 200 millones de dólares, es decir, más de tres Alianzas para el Progreso anuales. Son pesadas contribuciones que aportan nuestros territorios al modo de vida de las potencias imperialistas que en la medida que se independicen de las cadenas monopólicas recaerán sobre ellos mismos y de todos es Estados Unidos el que tendrá que sufrir con mayor gravedad este fenómeno.

Por el momento, estas sociedades son el colchón de consumo del plus producto mundial, mientras que la oligarquía financiera recibe en sus cuentas las tajadas más importantes de la plusvalía mundial, a una franja de población privilegiada, le corresponde el consumo físico de la mayoría de los valores de uso que la elite financiera no puede consumir, so pena de reventar.

Es en la fuente del trabajo no pagado, donde radica la esencia de la explotación capitalista. Para un marxista convencido como el Che, no podía pasar por alto los mecanismos de aumento de la cuota de explotación transnacional. El capital privado extranjero -afirmó- no se mueve por generosidad, no se mueve por un acto de noble caridad, no se mueve ni se moviliza por el deseo de llegar a los pueblos. El capital extranjero se moviliza por el deseo de ayudarse a sí mismo. El capital privado extranjero es el capital que sobra en un país y se traslada a otro país, donde los salarios sean más bajos, las condiciones de vida, las materias primas sean más baratas para obtener mayores ganancias

El imperialismo ha ido perfeccionando un mecanismo transnacional de depresión de los salarios, hasta llevarlos en muchos puntos de la tierra a niveles de supervivencia. Oigamos al Che al respecto: Hoy va desvaneciéndose la otra América, la que tiene hombres desconocidos que trabajan miserablemente el estaño, por cuya causa, y en cuyo nombre, se explota hasta el martirio a los trabajadores del estaño indonesio; la América de los grandes cauchales amazónicos donde hombres palúdicos producen la goma que hace más ínfimo el salario de los caucheros de Indonesia, Ceilán; la de los fabulosos yacimientos petrolíficos por los cuales no se puede pagar más al obrero de Irak, la Arabia Saudita o el Irán; la del azúcar barato que hace que el trabajador de la India no pueda recibir mayor remuneración por el mismo trabajo bestial bajo el mismo sol inclemente de los trópico

Otra de las características esenciales de la transnacionalización económica, es la multisectorialidad, es decir, coexisten diversos modos de producción en estadios totalmente desiguales de desarrollo, característica reproducida y afirmada por el desarrollo desigual. Pero el mundo es grande, - decía el Che- es amplio, tiene muchas estructuras diferentes, ha pasado por muchas civilizaciones diferentes, y en este momento, incluso, todavía en algunos puntos de este mundo hay estratos de la sociedad o pueblos que viven en la más primitiva de las sociedades que se conocen: en la sociedad del comunismo primitivo. Y también existe el esclavismo, desgraciadamente, y existe mucho en América, por ejemplo, el feudalismo y existe el capitalismo y su última etapa: el imperialismo. Además, existen pueblos que están entrando a construir el socialismo. Además, calculando -naturalmente, un cálculo que no tiene una base científica y sólo sirve como medio de expresión de ideas- que el desarrollo de los países actualmente subdesarrollados y el de los países industriales se mantuviera en la misma proporción, los subdesarrollados tardarían 500 años en alcanzar el mismo ingreso por habitante de los países desarrollados. Entendemos nosotros está como está, no podemos hablar de fines tan grandes y plantearnos objetivos tan péquennos cálculos más precisos expuestos por el compañero Fidel en 1983, situaban éstas diferencias en el orden de los miles de años.

Este entramado de relaciones económicas, las vio junto a los cambios que venían ocurriendo en las fuerzas productivas. Apoyado en estudios del economista norteamericano Víctor Perlo, destacó que: crecen más los monopolios que agrupan las ramas más avanzadas de la técnica, como el grupo Dupont, de la química, Mello, del aluminio, o Rockefeller del petróleo, cuyo crecimiento relativo está entre el 325 y el 385 por ciento. Frente a ellos, el grupo Kuhn Loeb, de los ferrocarriles, con un leve descenso, y el grupo Boston, de la industria ligera, con un crecimiento del 31 por ciento, muestran la clara conexión entre la producción, los monopolios y su suerte en esta competencia entre lobos. Revolución técnica está sucediendo en el mundo, en todos los países socialistas y no socialistas, avanzados, naturalmente. En los Estados Unidos hay una revolución técnica, en Francia hay una tremenda revolución técnica, en Inglaterra, en la República Federal Alemana, y no tienen nada de países socialistas.

En el ejemplo particular del capitalismo dependiente que vivió Cuba, revela la existencia de plataformas tecnológicas diferentes para intereses económicos diferentes: Se montaron un grupo de industrias que por sus características se podían dividir en dos sectores: uno de fábricas de relativa alta tecnología, propiedad de empresas norteamericanas que utilizaron los pocos recursos crediticios del país, pobre y de muy inferior desarrollo económico, para incrementar sus activos exteriores; otro, un número de fábricas con equipos obsoletos, con tecnología antieconómica que, desde el inicio de su operación, requerían el subsidio y la protección estatal